El Tribunal Supremo observa en la distancia y con cautela todo lo que está sucediendo en torno al espionaje a más de 60 personas del mundo independentista

Los magistrados del tribunal supremo cierran filas con el juez del CNI, Pablo  Lucas , al cual catalogan de una persona seria hermética y defienden que todas la actuaciones son secretas y con absoluta legalidad.

Si quieres conocer la noticia completa pincha en el enlace:

https://www.elcorreo.com/politica/juez-criado-bilbao-20220428213149-nt.html

Pilar Carrasco Moreno

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *